Cómo actuar ante una denuncia por un delito leve de amenazas.

¿Qué debo hacer si recibo una denuncia por un delito leve de amenazas?

Las amenazas son  comunes en el ordenamiento jurídico español, suelen ocurrir, de manera no poco frecuente en nuestra sociedad ante situaciones cotidianas que generan tensión. ¿Sabrías distinguir entre amenazas leves y graves?.El delito leve de amenazas es uno de los delitos que más frecuentemente se juzgan en los Juzgados de Instrucción. Comprender su clasificación y las consecuencias legales de cada tipo de amenaza te permitirá actuar correctamente en un proceso judicial.

Si has sido denunciado por amenazar a alguien, sigue leyendo para conocer las penas o multas a las que podrías enfrentarte. Si la acusación es falsa, descubre cómo puede ayudarte un abogado especialista en coacciones y amenazas.

¿Qué es el delito leve de amenazas?

El delito de amenazas leves se introdujo con la reforma que se llevó a cabo de nuestro Código Penal por medio de la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo; en concreto, el mismo se encuentra regulado en el artículo 171. Su objetivo es castigar aquellas amenazas que tienen una menor gravedad o falta de credibilidad, de que el mal por el que se amenaza se va a cumplir. Este tipo penal exige que la amenaza cause intimidación en la persona perjudicada.

Art. 171.7 del Código Penal: «Fuera de los casos anteriores, el que de modo leve amenace a otro será castigado con la pena de multa de uno a tres meses. Este hecho sólo será perseguible mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal».

Requisitos para que una conducta se considere amenaza leve

La conducta implica hechos o palabras que pueden intimidar a alguien con la promesa de un mal futuro, serio y creíble. Para que una conducta sea considerada amenaza leve, deben cumplirse los siguientes requisitos:

  • Elemento objetivo: La acción debe consistir en la manifestación de un mal futuro, posible y concreto. Esto puede realizarse verbalmente, por escrito o mediante medios electrónicos.
  • Elemento subjetivo: El autor debe actuar de forma voluntaria y consciente de intimidar o condicionar el comportamiento de la víctima, es decir, actuar con dolo. Este propósito debe ser leve, sin la suficiente credibilidad para generar un temor grave en la víctima.

Consecuencias penales de un delito de amenazas leves

El delito leve de amenazas se castiga con una multa de uno a tres meses. El juez determinará la cantidad concreta de la multa en función de la gravedad de la amenaza y la capacidad económica del acusado.

¿Quién puede denunciarme por amenazas leves?

El delito de amenazas leves solo puede perseguirse mediante denuncia de la víctima o de su representante legal. Según el artículo 130.5 del Código Penal, el perdón del ofendido extingue la responsabilidad criminal. El perdón debe ser otorgado de forma expresa antes de que se dicte sentencia, y la autoridad judicial debe oír a la persona ofendida antes de dictarla. En casos de reincidencia, pueden imponerse penas más severas, especialmente en contextos como la violencia de género, donde las sanciones son más estrictas.

Diferencias entre amenaza grave y leve

La diferencia fundamental entre una amenaza leve y una grave se basa en la entidad o relevancia del mal amenazado y de la credibilidad de dicha amenaza. Las amenazas verbales generalmente se consideran leves y suelen representar un peligro real para la víctima.

Estas amenazas suelen manifestarse como insultos, advertencias o intimidaciones como por ejemplo «Iré a la policía y les contaré que robaste un teléfono», «te rompo la cara», etc.

En el caso de amenazas graves, el autor generalmente tiene una relación con la víctima y la amenaza suele ir acompañada de una condición. Por ejemplo: “O me entregas el teléfono o te parto las piernas”. Según la naturaleza del mal anunciado, puede clasificarse como amenaza grave o muy grave.

Qué hacer si me denuncian por amenaza leve

Si recibes una denuncia por un delito leve de amenazas, lo primero  que debes hacer es contactar con Vereda Abogados, despacho especialista en derecho penal, para que te asesoremos sobre tus derechos y opciones legales. En un procedimiento de amenazas leves, deberemos acudir al Juzgado de Instrucción del lugar donde se cometió el delito tras la citación de las partes para la celebración del correspondiente juicio, siendo fundamental, para el éxito de nuestro cliente, una minuciosa preparación del mismo. En casos de violencia de género, será el Juzgado de Violencia sobre la Mujer quien se encargue del procedimiento.

Tanto si has sido denunciado como si deseas interponer denuncia frente a terceros por un delito leve de amenazas, te aseguraremos la mejor y eficaz defensa durante todo el procedimiento, contacta con el equipo de VEREDA ABOGADOS.

Contacta con nosotros a través de nuestro formulario web, por vía telefónica o email y valoraremos tu caso.

Teléfonos de contacto:

 (+34) 611 16 11 58
 (+34) 611 16 11 50

Email: contacto@vereda-abogados.com